Cuando La Familia Crece

Fundada el año 2008, La Familia se ha posicionado como una agencia que va a la vanguardia de los cambios tecnológicos, con un equipo creativo, heterogéneo e inclusivo. Hoy acaban de abrir oficinas en Perú, apostando por un mercado nuevo pero sin dejar de sentirse como en casa.

La familia siempre se cuida, está ante todo, se protege. Un concepto de unidad y cercanía que define a esta agencia de publicidad que nació hace diez años, partió sin clientes pero que hoy crece a una tasa del 20 a 30% anual y acaba de abrir oficinas en Perú. La Familia también está inspirada en la película El Padrino, de quien sus socios fundadores Ernesto Osses (Gerente General), Miguel Ángel Barahona (VP Creativo) y Paolo Osses (Director Comercial), son fanáticos, gusto que también se traspasa al lugar de trabajo, que cuenta con una sala llamada El Templo –de los creativos–, la Don Vito –de Ernesto, en referencia a Vito Corleone–, y una sala de reuniones con una mesa de pool, una decoración muy ecléctica y cargada de elementos pop y culturales, en una casona de 1.000 metros cuadrados en Providencia. “La agencia debe funcionar en una casa para no perder el espíritu. En tu casa estás tranquilo, puedes salir al patio, hacer un asado, tomarte una cerveza y sentirte cómodo”, afirma Ernesto Osses. Y así se sienten las casi 70 personas que trabajan en La Familia. Todos los días después de las 3 de la tarde la agencia invita una cerveza, un ambiente distendido para asegurar la confianza y la creatividad del equipo.

“Creemos en la creatividad y la entendemos como una conexión, porque cuando soy creativo logro sorprender y conecto con algo. Es esa capacidad de transformar una idea, una fantasía, un sueño, en un descubrimiento, o más concretamente en ofrecer un servicio. Aquí un sueño se puede llevar a la realidad”, explica Ernesto Osses, para quien el valor de la creatividad de su agencia está dada en los diferentes profesionales con quienes trabaja: “Entre más heterogéneo es el equipo, mayor creatividad. Aquí lo que nos une, es lo creativo”.

Nuevo hogar en Lima

El año 2016 La Familia tenía dos posibilidades para crecer: quitarle clientes a agencias importantes y competir por las grandes marcas, o bien, fortalecer el negocio creciendo en otros mercados. Lo anterior, sumado a la visibilidad del pacífico en el mercado asiático, vislumbrado por Ernesto mientras realizaba un postítulo en China, los lleva a apostar por Perú, país que viene creciendo cerca de un 5 % anual, representando un mercado atractivo para esta familia. “Fuimos súper cara duras al ir a pararnos a otro lado, porque sabemos que igual vamos a sacar cuentas positivas, vamos a ganar experiencia, vamos a haberla pasado bien, vamos a conocer otro nivel de profesionales, muy capacitados y exigentes como es la industria en Perú”, cuenta Osses.

Han sido dos años de trabajo intenso, que ha incluido levantamiento de información del mercado e investigación de la industria local. De 18 agencias a las cuales se presentaron, escogieron a Pro Perú, empresa de renombre y con larga trayectoria que entre otras marcas manejaba Inca Kola. “Montamos La Familia sobre esta exitosa agencia en Lima, con el 100% de los derechos. Ha sido un proceso largo de entender la economía, las leyes y la cultura, pero sin duda nos quedamos con una experiencia muy grata. Estamos en una ciudad demasiado acogedora, muy amable, con una cultura riquísima de la cual tenemos mucho que aprender”, agrega Ernesto.

La Familia en Lima está a cargo de Julio Alvarado, publicista peruano con postgrado en la Universidad Adolfo Ibáñez. El equipo también lo conforma Arabella Kreitel, Directora de la Asociación de Agencias de Publicidad del Perú (APAP), quien asumió como Directora de Planning de La Familia en Perú.

Ernesto Osses pretende que el equipo en Perú llegue a unas 70 u 80 personas en los próximos tres años, un desafío que si bien les preocupa, al mismo tiempo les inyecta adrenalina y confianza: “Hay datos que manejamos y que nos dejan tranquilos, como el hecho de que 400 marcas chilenas están presentes en Perú. Al estar instalados nosotros allá, con profesionales peruanos, creemos que podemos ser un muy buen partner para todos ellos”.

Globalización y tecnología

En Chile, Servipag, la Universidad Autónoma de Chile, Abertis Autopistas y la papelera CMPC, son algunas de las marcas que han confiado en La Familia y en su exitoso modelo de negocio, el que está dado por dos pilares fundamentales: la tecnología y la globalización.

“Estar globalizado significa tener abierto otro mercado, pero también que tu equipo sea inclusivo y de otras nacionalidades. Es estar conectado con el mundo”, dice Osses. Para esto La Familia ha desarrollado un sistema de becas con el País Vasco, que le permite a españoles post graduados de carreras creativas del área de la publicidad, el periodismo, dirección audiovisual y guión, entre otras, realizar una pasantía de 6 a 8 meses en La Familia, lo que próximamente se podría replicar junto a una fundación de China. “Procuramos que el 20% de quienes trabajan con nosotros sean extranjeros”, asegura Ernesto. En cuanto a la tecnología, este es un aspecto de primera necesidad en La Familia, no solo por el altar dedicado a Steve Jobs en medio de la agencia, en donde la gente puede expresar sus propios agradecimientos, sino que para ellos estar al tanto de los últimos avances y tendencias es un atributo para no quedarse fuera del mercado. “Hoy voy a servir a una marca siempre y cuando alguien me lo esté recomendando, tengo que contar verdades de la marca, no solo historias, y esas verdades se dan a través de las redes sociales, la publicidad y la tecnología. A partir de ahí, nos dedicamos a crear momentos”, señala Osses.

Además de seguir creciendo en el país vecino, Ernesto Osses no descarta armar una red de consultoras creativas en América del Sur, instalándose también en mercados como Ecuador o Colombia: “Tenemos más en común nosotros con ellos, que una agencia norteamericana, por ejemplo. Los tiempos están dados para que países emergentes se puedan unir y crecer en conjunto”.

Equipo de Comunicaciones Achap