Simplicity: “Periodistas mucho más creativos y creativos mucho más estratégicos”

Partieron en 2012 decididos a entregar lo mejor de la publicidad y las comunicaciones a sus clientes. Hoy, son la primera agencia de comunicaciones certificada como Empresa B. Con foco en ayudar a las marcas pequeñas a comenzar y las grandes a reinventarse, hoy cuentan en entrevista con ACHAP por qué decidieron unirse a la Asociación.

Aunque sus socios fundadores venían de mundos diferentes: desde grandes agencias de comunicaciones y desde los medios de comunicación y el cine, en 2012 pensaron que sería una buena idea unir comunicaciones y publicidad en una sola compañía. Y así lo hicieron cuando decidieron fundar Simplicity, en honor a la simplicidad y la forma directa en la que abordan sus proyectos. En entrevista con ACHAP, dos de sus socios fundadores, Paula Lacámara, directora de comunicación y Eduardo Bertrán, director creativo general junto a Isabel Chaparro, gerenta general de publicidad comparten los motivos que los llevaron a unirse a la Asociación, el buen año por el que han pasado y sus desafíos en el futuro cercano.

“En Simplicity logramos tener periodistas mucho más creativos y creativos mucho más estratégicos”, dice Isabel Chaparro al definir el espíritu de la agencia, ubicada en Av. Presidente Errázuriz, en Las Condes, y que además tiene como socios Matías Cartajena, Gerente General y socio principal, Christian Viancos y Estefanía Pérez. La frase no solo hace alusión a la diversidad de profesionales en la agencia, con un equipo multidisciplinario compuesto por publicistas, periodistas, diseñadores, e ingenieros, sino que también a que Simplicity es básicamente dos agencias en una que trabajan bajo el mismo techo, una se encarga de la publicidad (Simplicity AD) y la otra de las comunicaciones (Simplicity CORP), aunque en la práctica gran parte de las cuentas las abordan de manera integral. “Esa mezcla ha sido muy buena y los clientes la valoran y se dan cuentan de la diferencia”, dice Chaparro.

Del mismo modo, comentan que uno de sus rasgos más importantes es la relación a largo plazo que tienen con sus clientes, que en muchas ocasiones involucra desde comenzar con una marca que apenas está naciendo hasta redefinir el propósito de otras. Ejemplo de lo primero es el Grupo Patio, una de las empresas líderes del mercado de renta inmobiliaria con presencia en varios países de latinoamérica como Chile, Perú y México. La conexión con ellos viene desde incluso antes de Simplicity, hace 15 años. Pero fue ya con la agencia donde dieron forma a La Fábrica, un outlet que se ha transformado en uno de sus proyectos ícono.

“Ellos compraron una fábrica textil en San Joaquín. El concepto creativo lo trabajamos en conjunto con el cliente, así como la idea del rescate patrimonial de la misma fábrica. Además, fue ese concepto lo que mandó al proyecto arquitectónico y no al revés”, cuenta Paula Lacámara. Eduardo Bertrán agrega: “Pensamos en cómo hacer ese rescate patrimonial y cómo convocar a la gente de los alrededores a ser parte de esto. Que se sientan orgullosos del lugar”.

En tanto, con Compañía Chilena de Fósforos sucedió algo diferente. Si bien la empresa nacional, conocida principalmente por los fósforos Copihue, tiene 106 años de historia, su trabajo con Simplicity les ha ayudado a replantear su imagen y propósito. “Ellos siempre han tenido la innovación y la sustentabilidad en su ADN, pero poca gente lo sabe. Este año se acercaron a nosotros con un desafío muy puntual, pero nosotros investigamos y descubrimos que tenían toda una historia detrás. Así desarrollamos un concepto, hicimos un trabajo de marca y construimos todo el relato: pasamos del rojo con una llama a un logo mucho más relacionado con la sustentabilidad”, cuenta Lacámara.

Respecto al éxito de ambos casos, Lacámara señala que el gran elemento diferenciador es que “estamos sentados en la mesa de los tomadores de decisiones y estamos en la discusión respecto al negocio en sí”. Hoy, entre sus clientes se encuentran, además, la Universidad Adolfo Ibáñez, Caja los Héroes, Provalle, MalPaso, Afp Modelo, Viña la Rosa, Tecno fast, MSC y Salmones Austral, Pucobre, Santo Tomás, Zimmer-Biomet entre otros.

Empresa B

El año 2014, Simplicity se convirtió en la primera agencia de comunicaciones en certificarse como Empresa B, es decir, una empresa que adopta compromisos por generar un impacto social positivo. En esta línea, cada dos o tres años realizan una campaña de bien social. Sus trabajadores cuentan con diversos beneficios y tienen la posibilidad de convertirse en socios. esto se suma a que una parte importante de las utilidades de la empresa estan destinadas a bonos para todos sus colaboradores. en total, la agencia se compone de alrededor de 30 personas, que trabajan en Simplicity AD y Simplicity CORP.

Según señalan, cada cuenta está liderada por uno de los socios, donde luego viene un director y luego un ejecutivo, que lleva a cabo tareas de índole más operativa. Más allá de esa estructura, cada equipo se distribuye de acuerdo a su especialidad. La estrategia está presente en cada uno de los niveles. “Nuestros clientes nos cuentan el desafío y nosotros vemos cuáles herramientas de nuestra caja podemos utilizar”, cuenta Bertrán.

Aunque declaran que ha sido un buen año para ellos, advierten que 2020 será un año mucho más desafiante debido al estallido social. “El foco para este año es estar cerca de nuestros clientes, darles el mejor servicio posible y crecer con ellos ”, cuenta Isabel Chaparro, mientras que Paula Lacámara agrega que “tenemos que seguir trabajando en consolidar nuestro modelo en un año que estará lleno de oportunidades y donde el principal desafío será saber abordarlas”.
Hoy se unen a ACHAP con la firme creencia de que su modelo híbrido de creatividad y comunicaciones puede ser un aporte para la Asociación. Además, rescatan la gestión de la gerente general, Alejandra Ferrari, como uno de los motivos de su ingreso. “Hoy es una asociación mucho más organizada, donde hay beneficios para las agencias, y donde pueden participar desde las más chicas hasta las más grandes. hoy ACHAP es una organización que se ve más consolidada”, cuenta Isabel Chaparro.